Como habréis podido notar si de vez en cuando os pasáis a visitar las aventuras dendarii, este blog ha dado un cambio sustancial de estilo; también he añadido funcionalidades nuevas que tenía muchas ganas de compartir, y que espero que disfrutéis.

Como veis, la página principal abarrotada de posts se ha convertido en un listado claramente organizado y con un menú lateral a algunas secciones interesantes:

  • currículum viajero: donde podéis ver un mapa de países visitados (aunque no todos tienen crónica en el blog).
  • También podéis ver un listado en orden cronológico de los viajes que he ido haciendo en estos años
  • He creado el concepto de "viaje", en un viaje se agrupan en orden cronológico todas las crónicas de un viaje. De esta forma, leyendo desde el principio hacia el final, seguirás nuestro viaje en el orden en que lo hicimos.
  • Además, hay una sección con las "etiquetas", para encontrar las crónicas agrupadas por “senderismo” o “cuevas”.

Los posts van a seguir teniendo un estilo limpio sin columnas, para que toda la atención esté en la crónica, y además, he podido añadir:

  • paginación entre posts: ahora, desde un post puedes ir al siguiente directamente, gracias a los dos botones de navegación en la parte inferior de cada post
  • ¡comentarios! A pesar de que este blog tiene poco tráfico, he habilitado los comentarios para quien quiera preguntar algo o sencillamente saludar.

Además de todo esto, la web seguirá estando perfectamente disponible para móviles y tablets. Hay algunos cambios que no veis, como que la publicación ahora es muchísimo más cómoda para mí, y para el entorno que conozco bien. Todo el proceso de publicación está automatizado y tengo mucha capacidad de gestión de los contenidos.

Durante el proceso de migración del blog (ahora uso Hugo) he tenido la oportunidad de contribuir con la comunidad de software libre, lo cual es siempre un motivo de alegría. Poco a poco iré incorporando otros pequeños cambios, pero no quería retrasar más la salida de esta nueva encarnación del blog.

Distinto estilo, pero igualmente dendarii. ¡Nos leemos!