Para hoy teníamos planificada solo la visita al museo Van Gogh…

Compramos las entradas con antelación y nos aseguramos el “pase rápido”. Ha sido igual de rápido que el paso no-tan-rápido. Tiene sentido dado que cuestan lo mismo. Yo tampoco entiendo a los amsterdamers. Venía yo motivada con este museo, por aquello de que Van Gogh es un pintor bastante asequible y disfrutable, así que nos hemos hecho con las audioguías para poder sacarle provecho.

No ha sido fácil; primero porque nos hemos metido en OTRO museo. Esto ha sido embarazoso:

  • Tenemos aquí las entradas
  • Este no es el museo Van Gogh
  • No me diga, ¿y cuál es?
  • Pues otro que no es este, pero aquí también tenemos cuadros famosos y estupendos
  • ¿De Van Gogh?
  • ¡Y de otros!
  • Nah, no me convence
  • ¡Les hago descuento!
  • ¿Cuánto? – me ha salido la vena mercader
  • 15%
  • Por menos de un 50% de descuento no me digno a ver sus “otros” cuadros famosos
  • ¡Pero tengo que dar de comer a mis hijos!
  • Y yo tengo que ir a alabar el ritmo y el puntillismo de Van Gogh como si supiera de qué estoy hablando. Y el postureo no se va a hacer solo.

Y con estas nos hemos ido, ahora sí, al museo Van Gogh. Después la cosa no es que haya mejorado demasiado: las audioguías son de lo peor con lo que he tenido que interactuar últimamente (y eso que ahora uso OSMAnd, haceos a la idea); rápidamente he relegado la audioguía a explicaciones puntuales para intentar dejarme llevar por el museo; pues tampoco: el recorrido ¿propuesto? no es nada orgánico (algo que les encanta por aquí). A pesar del propio museo, la colección de cuadros que tiene es asombrosa y ha merecido mucho la pena ir.

Al salir nos hemos acercado a Lombardo’s que hace gala de tener la mejor hamburguesa de Amsterdam. El sitio es pequeñísimo y nada evidente, pero las hamburguesas bien merecen el título.

Estas hamburguesas se llaman 'Despídete de tus aterias' pero no sabemos por qué... Estas hamburguesas se llaman 'Despídete de tus aterias' pero no sabemos por qué...

Por la tarde hemos aprovechado una ruta geocacher para visitar la zona sur de los canales. Canales y casas estrechas, y sin embargo, parece otra ciudad; esta zona ha debido ser gentrificada y está llena de galerías de arte y sitios trendy para estar a la modé hollandaise. No he encontrado esta zona recomendada en las guías y por el contrario me ha sorprendido mucho.

Un canal del todo inesperado en 'La (otra) Venecia del Norte'... Un canal del todo inesperado en 'La (otra) Venecia del Norte'...

Rendidos de estar todo el día de pie, hemos vuelto a casa y a descansar. Mañana último día: Rijksmuseum y si se da bien, comida surinamesa. ¡Estad atentos!