La siguiente etapa del viaje nos llevó hasta Neuchatel, ciudad universitaria y coqueta a orillas de un lago, en la zona de Los tres lagos. Es cierto que hay 3 lagos en la zona: a los suizos no les gusta la ironía como comprobé más adelante en Berna.

En Neuchatel aprovechamos la visita autoguiada para pasear por la ciudad y, como Alex había leído que era un sitio típico de fondue, nos buscamos una taberna recogida y agradable. Segunda foundué del viaje. Muy rica! aunque sí que entiendo que los suizos insisten en que solo comen fondué en invierno, se hace pesadica…

En Suiza si no tienes un castillo o palacete con jardín, no eres nadie En Suiza si no tienes un castillo o palacete con jardín, no eres nadie

Tras la breve visita nos fuimos a la zona del Jura, cadena montañosa (no alpina) en el oeste del país. Es una cadena mucho más bajita que los alpes, pero igualmente tiene unos paisajes y unos bosques preciosos.

Una de las visitas más típicas consiste en recorrer la Cresta del Chasseral, y allí que fuimos paseando y triscando, aprovechando que nos hizo un día bueno y que estábamos muy cerca del siguiente airbnb.

¿Ves la cresta? Pues detrás está la ola. Es un txistako. Made in yami. Hellyeah ¿Ves la cresta? Pues detrás está la ola. Es un txistako. Made in yami. Hellyeah

Y después llegamos al airbnb más curioso e interesante en el que hemos estado. Una familia de suizos con un par de acogidos (un moldavo nacionalizado portugués y un valenciano). La mater familias habla bien 5 idiomas, y el resto de la familia no le va a la zaga. Estuvimos poco tiempo pero fue divertidísimo mantener una conversación sobre viajes saltando entre idiomas.

El selfie tontako hoy está en albanés El selfie tontako hoy está en albanés

Las foticos de estos dias…

¡Y seguiremos informando!