¡Nueva aventura tontaka! Este año decidimos cambiar el tradicional viaje de invierno por el norte de Europa por una visita al sur de Marruecos, por aquello de no ir siempre a zonas gélidas. La previsión en Imlill era de -10. Porque lo viajero no quita lo super tontako.

Llegamos a la plaza Jema el Fnaa de Marrakech el sábado sobre las 20; estaba atestada de locales y turistas, música, corrillos y jaleo. Después de cambiar dinero (hotel Alí), y comprar SIM (había vendedores de Maroc Telecom en la calle) nos fuimos a nuestra Riad, donde nos recibieron con té moruno y pastitas. Y tras dejar nuestro equipaje nos fuimos a dar un pequeño paseo y a cenar por la plaza, cuscús y tajine. Empezamos muy bien :)

Por la mañana nos esperaba un desayuno generoso en el riad. Allí vino a buscarnos Kalid, que nos había dejado el coche de alquiler en un parking. Íbamos siguiéndole cuando sospeché que se había perdido. Y efectivamente, se había desubicado en la medina, lo cual debe ser muy normal debido a las intrincadas calles y a la disposición browniana de las casas. Pero hete aquí que yo me lo sabía, ¡¡y le pude guiar!! Fue épico. Yo ubicada en la medina de Marrakech, guiando a un oriundo hacia la plaza Jema el Fnaa.

Ya con el coche nos dirigimos hacia el primer destino en la ruta, Imlill. Es un pueblo situado en el Alto Atlas, y es el punto de partida para los ascensos al Toubkal (4.100m). Sobre las 12 ya estábamos establecidos en el riad en Imlill con estas vistas:

y del tirón nos fuimos a hacer una ruta senderista. Cogimos el camino del Toubkal, aunque nos quedamos bastante más atrás, donde no hacen falta ni crampones ni piolet. Durante toda la ruta nos adelantaron muchos alpinistas pertrechados para el ascenso.

Llegamos al santuario a la hora de comer, donde casualmente había un señor vendiendo comida. Nos supo a gloria. Descansito, té verde con menta, charla con el dueño del garito, y de vuelta al riad.

Nos hizo un día genial. La subida con fuerte sol y brisa, en manga corta, y la vuelta ya más abrigados que en esas montañas, en seguida baja la temperatura. Fantástica ruta con fantásticas vistas:

;-) Y las foticos de ese día: