Generalidades

Hemos usado agua embotellada para todo, incluyendo lavarnos los dientes. Es posible que hayamos pecado de conservadores pero nos habían dado un largo anecdotario de vacaciones estropeadas y no quisimos arriesgarnos. El agua se cobra siempre aparte en los restaurantes, y no es nada barata en comparación con el resto de la comida. Lo bueno es que es normal que te lleves la botella del restaurante si sobra. Nosotros en algún sitio incluso llevamos nuestra propia agua.

Íbamos con coche alquilado: las carreteras en la zona sur están en muchos puntos bastante deterioradas, pero se puede circular bien gracias a que todo el mundo va bastante despacio, y nadie va agobiando en carretera. Las señales de tráfico son restos de una civilización anterior que (tal vez) sí les hacía caso.

Las propinas y los “gorrillas” forman parte de la idiosincrasia para con los turistas. Es difícil quedarse fuera y muchas veces es contraproducente. En todo caso, es todo muy alegal y depende de la pericia de cada una el gestionar mejor o peor estos pagos.

El cuscús y la pastela no son comidas habituales en las cocinas del sur de marruecos. Las sopas y los distintos tagines en cambio sí que están en las cenas familiares.

Hay riads en absolutamente todas partes, se ajustan a todos los presupuestos y normalmente ofrecen un desayuno potente que sale a cuenta (huevos duros o a la plancha, pan, tortitas, café, fruta, mantequilla, queso, mermeladas y miel…). En este viaje hemos llevado la rutina de desayunar fuerte y cenar pronto (19:30) sin parar a comer. Nos ha funcionado genial, ya que hemos aprovechado mucho mejor las horas de luz. Seguramente repitamos.

Es muy importante hablar francés para entablar conversaciones un poco elaboradas. En todo caso, hablan árabe, berber y francés y chapurrean (mejor o peor) inglés, italiano, español, portugués, alemán…

En estas vacaciones he usado intensivamente (más si cabe) TripAdvisor y Booking, así que ya me he puesto en serio a dejar opiniones de los sitios que visito y contribuir con estas comunidades.

Itinerario

Esta es la ruta que hicimos en coche, unos 1500km:

Gastos

De nuevo he usado la aplicación TravelMoney para llevar registro de los gastos. Como teníamos que cambiar euros a dirhams, hicimos una prospección de gastos. Fallamos en casi todas las secciones y aun así acertamos muy bien el general. Es decir, lo de gestionar los dineros sigue siendo magia potagia.

En los gastos del viaje ya meto conceptos como la Gatoteca, que envía una voluntaria a casa a cuidar de Tyrion en nuestra ausencia. Y que por cierto son geniales. Para este viaje también nos hicimos un seguro de viaje (50€ ambos).

Este es desglose de gastos por categorías:

  • Vuelos: 117€
  • Alquiler de coche (cobertura todo riesgo): 245€
  • Otros transportes (taxi, bus): 40€
  • Gasolina y gorrillas: 90 + 6€
  • Alojamientos: 260€
  • Comidas y propinas: 210 + 10€
  • Guías turísticos: 35€
  • Aventura en el desierto y entradas varias: 200 + 23€
  • Varios (gatoteca, seguro y SIM): 130€

En total en 11 días de viaje nos hemos gastado unos 1400€, con una media de 125€ al día. Es un viaje que se puede abaratar con pocos cambios:

  • buscando riads más baratos
  • yendo en autobús, aunque esto modificaría sustancialmente la forma de visitar las zonas de “nada” que hay en carretera
  • el seguro de viaje y la gatoteca es un porcentaje sustancial del presupuesto que mucha gente no tendréis
  • aunque no hemos hecho gasto excesivo en comida, sí que hemos huido de sitios muy baratos, así que por aquí tampoco sería difícil recortar presupuesto

En todo caso, es una zona que merece mucho la pena conocer. ¡Animaos!