El jueves consistía en echar el día en carretera para ir desde Mammoth Lakes hasta Zion Park pasando por 4 estados (California, Nevada, Arizona y Utah), donde mañana iremos a hacer alguna ruta. Como hemos estado todo el día al volante, no hemos hecho ninguna visita larga, solo pequeñas paradas y muchas fotos.

Salimos de Mammoth Lakes y fuimos hasta el Death Valley (“El valle de la muerte”). Ahá, que no os lo creéis:

Prueba fehaciente de que estábamos frente a un cartel Prueba fehaciente de que estábamos frente a un cartel

¿En serio es un desierto?

Pues tiene más vegetación que algunas zonas de Murcia. (Alex, de los Guirao de toda la vida.) Pues tiene más vegetación que algunas zonas de Murcia. (Alex, de los Guirao de toda la vida.)

Ya pero, si fuimos al valle de la muerte… ¿nos morimos? ¡Pues un poco!

Tuvimos que convencer a un francés de que en nuestra cultura es perfectamente normal sacarse fotos así; cuando le dijimos que somos españoles, todo le encajó... ~~' Tuvimos que convencer a un francés de que en nuestra cultura es perfectamente normal sacarse fotos así; cuando le dijimos que somos españoles, todo le encajó... ~~'

Ostras, pero ¿y después?

Que no estamos muertos, que estamos de parranda, pero sin tomar cañas, que aquí no hay más que dunas Que no estamos muertos, que estamos de parranda, pero sin tomar cañas, que aquí no hay más que dunas

Y como seguíamos en carretera…

Más largo que un día sin pan... ¿he mencionado que no hemos parado a comer en todo el día? Más largo que un día sin pan... ¿he mencionado que no hemos parado a comer en todo el día?

… pues la autofoto va en el coche:

Yami, pon cara de velocidad, que parezca que vamos a toda pastilla  - ¡Esta es mi cara de velocidad! Yami, pon cara de velocidad, que parezca que vamos a toda pastilla - ¡Esta es mi cara de velocidad!

Y finalmente salimos del Death Valley, que es claramente donde se grabaron los vídeos falsos de la falsa llegada del hombre a la luna. Es un paisaje desértico, pero con bastante variación: desde los 4000 pies de altitud, hasta los -190 pies; arbustos, palmeras, dunas, cárcavas o lagos desertizados. Curioso, pero para una única vez, ¡menudo calor!

Tras el Valle de la Muerte, teníamos que rodear Las Vegas (Nevada), pero justo esa carretera estaba cortada y hemos tenido que dar un rodeo. A la americana. Unos 100 kms o millas (quién los cuenta) más en el rodeo, porque como en medio del desierto no hay nada, tampoco hacen falta carreteras y claro… El desvío nos ha llevado por el Valley of Fire (“Valle del fuego”). El nombre promete, no? Pues no había fuego (a diferencia del que sí había en Yosemite, qué malos son poniendo nombres, ains).

Se llama Valle del fuego por los colores de sus cárcavas. Como en realidad no había fuego, he pedido que me devuelvan el dinero, y la ranger imaginaria me ha recordado que he entrado ahí por la patilla. Se llama Valle del fuego por los colores de sus cárcavas. Como en realidad no había fuego, he pedido que me devuelvan el dinero, y la ranger imaginaria me ha recordado que he entrado ahí por la patilla.

En la zona de Nevada hemos visto apenas dos cosas: desierto y campos de golf. Y a Alex le ha salido la vena lorquina de nuevo: “Ya te he dicho que Nevada es como la Murcia de los USA”. Ahí os dejo la perla de sabiduría.

¿Y queréis más perlas? Pues ahí va una buena: California y Utah no están en el mismo huso horario. Y el reloj del coche no se ha enterado bien. Y nuestros móviles sí, pero la aplicación del GPS no, y nos hemos hecho un lío y hemos llegado tarde, claro.

Ha sido un día bastante cansado, muchos kilómetros y muchos paisajes. Ya estamos en la posada para descansar. Otro pueblo típico (es decir, a las 21 lo único abierto está a 6 millas), así que a la cama sin cenar XD. Y mañana otro parque natural con muy buena pinta: Zion park. ¡Seguid sintonizados!

pd. Hoy ha sido para nosotros 11 de septiembre, el cumple de Juan. ¡Zorionak, majete!