Allá por marzo Alex y yo decidimos que nos íbamos a conocer Alcorcón en vacaciones, pero al ir a comprar los billetes, la chica de la agencia entendió DragonCon y así terminamos en un avión camino de Atlanta.

El viaje a USA es bastante cansado por la cantidad de controles aleatorios (que nos hacen a todos los pasajeros), y las 9-10 horas de avión. Nos dio tiempo a ver tres películas antes de aterrizar sin más contratiempos en Atlanta.

En tiempos Atlanta se llamó Términus, nombre de la estación final de una vía ferroviaria. Quiero hacer notar que llamaron “final” a una estación en una época en la que hacían 3 estaciones por semana. Evidentemente, la estación final pronto dejó de serlo pues ampliaron la vía (qué poca visión, la verdad), y tuvieron que cambiar el nombre. Se veía venir.

Atlanta es una de las ciudades más feas que conozco, a la altura de Vigo. Tiene una zona llena de hoteles de convenciones, tiene la sede de CocaCola y la de la CNN. Por lo demás, el centro de la ciudad es un caos de tráfico, está muy empobrecido y produce bastante inseguridad. Y no hay supermercados. Tal cual. Entramos en un “Deli” a desayunar y aprovechamos para preguntar por un supermercado:

  • No hay ninguno cerca
  • ¿Y dónde compráis la comida?
  • Espera que pregunte… – WTF!
  • Mira, me dicen que dos manzanas más allá, donde el banco
  • Sí, estamos alojados ahí… – la esperanza hinchaba mi corazón deseoso de fruta
  • Hay un pasadizo donde te puedes encontrar un señor que vende frutas, tomates, etc
  • Ahá…
Al final, esta fue toda la fruta que pudimos encontrar Al final, esta fue toda la fruta que pudimos encontrar

En realidad, no tendría demasiado interés si no fuera por la DragonCon: eventazo friki sobre literatura, juegos RPG y videojuegos, ciencia ficción, cosplay, series, steampunk, retro… y una larguísima lista de hobbies. ¿Te gusta el mundillo maker? Tienes un track. ¿Quieres la firma de un autor de RPGs? Seguramente estará en el Callejón de los artistas o en la zona de tiendas.

Uno de los deportes favoritos el sábado de DragonCon es hacer colas. En buena compañía se pasa más rápido ;-) Uno de los deportes favoritos el sábado de DragonCon es hacer colas. En buena compañía se pasa más rápido ;-)

Asistí a unos cuantos paneles y talleres: mujeres en el mundo tecnológico, género y sci-fi, vehículos eléctricos, taller de Lilipad, exploración espacial y makers, anime sci-fi 101… Fuimos también al Gran Desfile de la DragonCon, donde todo el que apareciera con un difraz tenía hueco en el desfile por las calles de Atlanta. Había mucha gente disfrazada de Masacre, o de Hello Kitty Masacre o de Masacre Steampunk.

Fue un gustazo repetir en la DragonCon con Pablo y Ángela: comimos mucho y mal, nos reímos mucho y bien.

Los Cuatro Fantásticos disfrazados de asistentes al evento: 'Nuestra lema no se pierda' Los Cuatro Fantásticos disfrazados de asistentes al evento: 'Nuestra lema no se pierda'

El metro en Atlanta se llama MARTA, y Mari sabrá por qué me hizo tanta gracia

En Atlanta te han erigido un monumento por tu dedicación al transporte público. En Atlanta te han erigido un monumento por tu dedicación al transporte público.

Y recién llegamos a San Francisco, una ciudad completamente distinta, donde empezamos una etapa nueva de este viaje. ¡Estad atentos!