Los dos últimos días de Grand Teton y de este viaje a USA 2018 los dedicamos a hacer rutas y más visitas breves.

El lunes nos levantábamos con un solazo así que lo vimos como una señal para aprovechar y que nos diera el aire.

Con buenas energías nos acercamos a otro de los puntos icónicos del parque: la visita al Jenny Lake, desde donde se accede a las Hidden Falls y al Inspiration Point que está cerrado por reparaciones, aunque el camino permite asomarse al Lower Inspiration Point.

Vista del Jenny Lake Vista del Jenny Lake

De nuevo es un paseo sencillo, y el inesperado sol hizo que nos juntáramos bastantes grupos de senderistas.

Hidden Falls Hidden Falls

Aunque el punto más alto está cerrado, las vistas a las que sí pudimos llegar eran maravillosas:

Vistas maravillosas con el lago detrás Vistas maravillosas con el lago detrás

Al terminar, hicimos una breve parada en el Signal Mount Lodge, un pequeño complejo de cabins con una cafetería que ofrecía unas vistas al Lago Jackson y que acompañaban de lujo a los cafés que nos tomamos.

Ya empezaba el atardecer y aún queríamos acercarnos a dos miradores emblemáticos; el primero, Schwabacher’s Landing con unas vistas increíbles de los Tetons y el grupo de la Catedral, con el río reflejando el sol.

El segundo “mirador” es el Mormon Row District, un antiguo poblado mormón, y que ofrece la foto más repetida de todos los parques nacionales de USA.

Hoy nos hemos levantado con un tiempo completamente distinto al de ayer: estaba nevando y daban lluvias para más adelante. Está claro que Grand Teton nos está diciendo que ya va siendo hora de volver. Aun así, decidimos salir a un paseo, para despedirnos del parque y del viaje como se merece: recorriendo una ruta senderista por el medio de un bosque. Le ha tocado el turno a la Taggart Lake Trail. Eso sí, para que no se hiciera muy pesada por el tiempo (y porque llevo unos días acusando dolor en un pie), la hemos recortado un poco.

Entre árbol y árbol nos hemos topado con los sospechosos habituales, muy tranquilos y agazapados:

Hemos llegado al lago y la nieve y el viento han empezado a dar más guerra, así que a paso firme hemos vuelto hasta el coche.

Aquí podéis ver por dónde nos han llevado estas dos rutas:

Como el tiempo no mejoraba, hemos aprovechado para acercanos a Jackson’s Hole, la ciudad más importante de la zona, donde hemos podido tomar un café (y coger algunos cachés tradicionales :-))

Hemos visto: liebres silbadoras, coyotes y alces apacibles.

Lo que sí mejora a lo largo de este blog de viajes son los selfies:

Y las fotitos de estos dos días:

Y así terminamos el viaje; mañana nos acercaremos a un centro de visitantes a entregar el spray anti-osos para que lo puedan usar en formaciones ya que, afortunadamente, no lo hemos necesitado. Después llevaremos el coche hasta Salt Lake City, donde nos entregaremos en cuerpo y alma a un periplo aéreo que nos hará apareceren Madrid en algún momento del día 12. Aunque el viaje termina, aún compartiré algunas cuestiones en el blog: un resumen y generalidades y por supuesto, el ya tradicional post con el itinerario y los dineros.

¡No os los perdáis!