Ya hemos terminado el viaje, y quería echar un vistazo a este mes que se ha pasado volando y compartir esta especie de resumen - retrospectiva.

Algunos datos

Han sido 26 días de viaje. Hemos pasado por 5 estados. Hemos trackeado 17 rutas que suman 120 kilómetros, y en realidad hemos caminado un montón más de kilómetros no trackeados. Hemos recorrido 1597 millas en coche (algo más si cuentas kilómetros).

Hemos cogido 42 cachés; casi todos eran earth cachés pues en los parques está prohibido poner tradicionales, así que hemos aprendido un montón de geología.

Hemos tenido 0 encuentros violentos con osos, lo cual es de agradecer; y hemos visto muchísimos animales que era parte del atractivo del viaje.

He recibido más de 50 fotos de mis gatos, que estaban siendo cuidados por la Gatoteca (siempre fan). Hemos estado en 7 alojamientos distintos y hemos hecho 5 coladas.

Con el que me queda por escribir, serán 16 posts del viaje que he escrito, más las fotos (he subido 586 fotos a flickr); no está mal teniendo en cuenta que he tenido bastantes problemas técnicos (con la cámara, el móvil y el teclado ¡!)

Cuestiones prácticas

En general, hemos comido mal. A veces era mal y caro. Eso sí, en todos los restaurantes te ponen agua de grifo fresquita, y solo por eso yo les perdono todo. Hemos procurado organizar los desayunos en los alojamientos y para las comidas nos hacíamos a diario unos bagels deluxe que nos daban la vida.

Hay baños públicos por todas partes y están entre limpios y limpísimos. Incluso en Yellowstone con más de 4 millones de visitantes al año y los baños estupendos. Para visitar Yellowstone es imprescindible ir con coche.

En los bazillones de kilómetros en coche que hemos hecho no nos hemos topado con pirulas inesperadas. En mi opinión, por aquí conducen bien, sin agobiar, sin pitar y con calma ante un conductor que de pronto se ha equivocado.

En las rutas reconocíamos a los locales porque eran los que saludaban y sonreían; nos hemos encontrado con gente amable (salvo un par de excepciones) y nos han echado un cable en más de una ocasión.

La revolut ha funcionado bastante bien en general, aunque no hemos podido sacar dinero de ningún cajero, y tuvimos que activar la banda magnética porque aquí está a la orden del día.

Habíamos comprado una sim de Misimcard que salió rana; el paquete llegó vacío y están siendo extremadamente perezosos para devolver el dinero. Intentamos adquirir una sim de Verizon, pero resulta que en mi móvil no iba a funcionar, y además nos trataron fatal en la tienda. Por otro lado, las wifi en Yellowstone han funcionado bastante mal. Cuando encontrábamos una red que funcionaba la exprimíamos por encima de nuestras posibilidades.

De qué iba este viaje

Hace casi un mes comenzábamos nuestras vacaciones de forma excepcional. Cristina y Lee (los tíos de Alex) nos acogían en el idílico Parque Estatal de los Adirondacks donde nos dimos un baño de naturaleza ¡e hicimos kayak!

Después nos acercamos unos días a Nueva York; conocí la Gran Manzana, paseamos por Wall Street, visitamos algunos museos alucinantes y lo mejor, fuimos al musical de Aladdin. Creo que fue un acierto enmarcar la visita a NYC en un viaje mayor.

Y así llegamos al grueso del viaje, el Parque Nacional de Yellowstone; en Yellowstone pudimos observar mucha fauna en libertad, lobos, coyotes, renos, ciervos, ¡la berrea!, me hice muy fan de los bisons completamente estáticos (¿bison o roca?), nos maravillamos con los géiseres y aprendimos sobre supervolcanes de hace cientos de miles de años. Superó con creces todo lo que creíamos que nos íbamos a encontrar.

La puntilla del viaje fue acercarnos unos días a Grand Teton National Park, al lado de Yellowstone y completamente distinto. Aquí pudimos ver por fin un oso y muchos alces, y caminamos en un otoño mágico.

Creo que la mayoría de viajeros tendrá de sobra con 5 días en Yellowstone; si no quieres una visita exhaustiva sino un baño de sensaciones, 5 días es perfecto para visitar Old Faithful, el cañón, Mammoth Terraces, alguna ruta de al menos 10km para alejarse del grueso de visitantes y recorrer el loop haciendo paradas en miradores. En Grand Teton diría que el mínimo son dos días completos para conocer dos zonas del parque y tener más oportunidades de ver fauna en libertad.

En este viaje os he tenido especialmente presentes, habéis comentado en el blog o por privado y me ha encantado ver vuestras reacciones a las fotos o a los txistakos. Además, entre ruta y ruta, unos amigos en Madrid daban la bienvenida a Gael, a quien tengo muchas ganas de conocer en cuanto volvamos.

Apenas recuerdo de qué iba este viaje cuando empezamos a planificarlo. Sé que he dejado un trocito de corazón en unos cuantos rincones de los que he visitado estos días. Además, viajando con Álex nos hemos complementado bien en las tareas y me encanta salir a recorrer el mundo a su lado. ¡Por muchos años tontakos!

¡Y por muchos selfies tontakos!